Aldous Huxley: “La Filosofía Perenne” (libro)

Aldous Huxley. La Filosofía Perenne. Libro publicado 2011.

1236595_516954701723322_1255006907_nHuxley presenta la Filosofía Perenne como el sustrato común que tienen todas las tradiciones religiosas y espirituales que se han desarrollado a lo largo de la historia. Sería la metafísica, psicología o ética que pone la última finalidad del hombre en el conocimiento de la Base inmanente y trascendente de todo ser – que puede ser llamada Dios, Atman, Budeidad, Tao, o de muchas otras formas -.

Huxley no es un iluminado, sino un intelectual inquieto abierto a explorar terrenos poco firmes para la racionalidad como los estados alterados de conciencia, los fenómenos psíquicos o el misticismo. Para ilustrar su exposición sobre la Filosofía Perenne investiga en escritos de maestros espirituales de tradiciones tan distintas como el Cristianismo, el Budismo o el Hinduismo, y acompaña cada argumento suyo con fragmentos de éstos. En muchas ocasiones deja claro que un mismo concepto es expresado a través distintos lenguajes por autores muy lejanos temporal, espacial y culturalmente.

Aldous Huxley – La Filosofía Perenne (PDF)

https://drive.google.com/file/d/0B0Oef7zuM5X0b2w4UjRtbFFZMmM/view?usp=sharing

La teoría de Huxley es que todas las tradiciones religiosas y espirituales, en sus vertientes místicas, apuntan en la misma dirección: el conocimiento del Yo más profundo, la divina Base o simplemente Dios. De este modo invita a superar barreras dogmáticas y a encontrar esa Verdad que subyace no sólo en la tradición religiosa de la cultura del lector, sino en la de cualquier manifestación espiritual auténtica de cualquier territorio del globo.

Asimismo, Huxley considera que una sociedad es buena cuando permite que sus miembros practiquen técnicas contemplativas que lleven a advertir esta Totalidad. De hecho, llega a afirmar en varias ocasiones que el fin de la vida humana es la práctica contemplativa.

Huxley es rotundo en sus opiniones políticas. Considera que tanto los reaccionarios como los revolucionarios están obcecados con su búsqueda de la utopía -para los unos en el pasado, para los otros en el futuro- y esto les lleva a ejercer la violencia contra otros seres humanos y contra la naturaleza, alejándolos por completo de la la Verdad. Por eso, afirma que la política de los sabios es siempre pacífica, pues éstos tienen sus metas en lo que está más allá del tiempo. El modelo político de quienes siguen la Filosofía Perenne estaría basado en el pacifismo, el respeto a la naturaleza, la compasión hacia otros seres humanos y la generación de unas condiciones sociales, políticas y económicas que permitan a las personas conocerse a sí mismas.

Como técnica para conocer la divina Base, Huxley propone la contemplación en cualquiera de sus diferentes formas, que no es más que esa oración en silencio, no verbal, en la que el contemplativo observa tanto el mundo externo como su interior sin juzgar, ni elegir, ni identificarse. El autor da a entender que este método ha sido compartido por maestros tan distantes como San Juan de la Cruz, Buda Gautama o Lao Tse. No obstante, Huxley ve también la práctica de una vida ética y la dedicación intensiva como elementos necesarios para llegar a buen puerto.

Este ensayo me parece muy aconsejable para dos tipos de personas: aquellas interesadas en la espiritualidad que estén cansadas del pensamiento blando de la new age y los racionalistas ateos o agnósticos que deseen escuchar la opinión de un racionalista heterodoxo. Tras leerlo, no he podido evitar pensar lo bueno que sería que las religiones institucionalizadas y aquellos que se identifican con ellas abriesen sus miras y escuchasen voces como la de Huxley, un antídoto contra el fundamentalismo y la intolerancia, una llamada al diálogo intercultural en la búsqueda de la Verdad.

Philosophia Perennis: el término fue acuñado por Leibniz, pero el concepto es inmemorial y universal. Es la metafísica que reconoce una realidad divina en el mundo de las cosas, vidas y mentes; la psicología que encuentra en el alma algo similar a la realidad divina; la ética que pone la finalidad última del hombre en el conocimiento de la base inmanente y trascendente de todo ser.
Pueden hallarse rudimentos de la Filosofía Perenne en las tradiciones de los pueblos primitivos en todas las partes del mundo. Las primeras versiones escritas de este factor común de todas las teologías datan de hace veinticinco siglos, y desde entonces el tema ha sido tratado una y otra vez por todas las tradiciones religiosas. Aldous Huxley ha recogido en este volumen los escritos que ilustran mejor la idea de Filosofía Perenne, pero también los más destacables por su belleza y memorabilidad.

Anuncios

2 comentarios sobre “Aldous Huxley: “La Filosofía Perenne” (libro)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s