Dr. Timothy Leary: “La Experiencia Psicodélica, un manual basado en el Libro Tibetano de los Muertos.” (libro)

psychedelicexperience-1

Timothy Leary – Ram Dass: La Experiencia Psicodélica.pdf
https://drive.google.com/file/d/0B0Oef7zuM5X0SW1TUmhoQXFuOXM/view?usp=sharing

Con Timothy Leary los psiquedélicos dejaron de ser una curiosidad propia de círculos intelectuales, o una herramienta terapéutica, para adentrarse en el centro de la cultura occidental del siglo XX, y más en concreto, en la revolución contracultural de la década de los 60.

Timothy Leary, Ram Dass
Timothy Leary, Ram Dass

Ensayos de T. Leary, R. Metzner, y R. Alpert (Ram Dass), sobre el “Libro Tibetano de Los Muertos”

ÍNDICE:
Captura-de-pantalla-2015-03-21-a-las-3.03.02-p.m.

NOTA EDITORIAL:

Como se dice en el Libro Primero de esta obra, optamos por dividir la edición original en dos libros de bolsillo, respetando todo el texto original. Sin embargo, el paréntesis de casi dos años, transcurrido desde la edición del citado Libro Primero, hasta la aparición del texto que está en vuestras manos, ha hecho que nos replanteásemos una y mil veces los apéndices que deberían acompañarlo. Al final, hemos optado por añadir, al texto integro de T. Leary, R. Metzner y R. Alpert, tres breves artículos —uno de ellos del propio Leary—, casi ensayos, que en cierto modo lo complementan.

Estamos seguros de que el lector ávido de más información sobre los alucinógenos y sus extraordinarias posibilidades de ampliación de límites del pensamiento y por ende, sobre las posibilidades de revolución psiquedélica, sabrá de los demás libros que desarrollan este mismo tema desde diversos puntos de vista. Permítasenos recordar, entre ellos, dos libros también publicados por esta editorial, “Neurologística”, también del Dr. Leary, que incluye un reportaje y entrevista con el Dr. Hofmann, el conocido descubridor del LSD, y también “El libro del Acido”, en el que se presentan los trabajos más destacados sobre el ácido en sus aspectos histórico, místico, psíquico, físico, político, médico y artístico, entre otros.

Como decíamos, hemos considerado más interesante pues, incluir estos apéndices más amplios, sustituyendo el artículo de Alexandra David-Noel sobre el “ciclo literario del Bardo Thodröl”, por considerarlos mucho más afines con el texto original y respetando además mucho mejor la obra de ADN, más centrada en el conocimiento de la tradición tibetana que en el campo de la renovación de capas de la realidad de las sustancias psiquedélicas. Dado que en el citado Libro Primero aparecen todos los prólogos y notas globales, hemos optado por no añadir más preámbulos en el presente texto (aunque no por falta de los mismos. Algunos de ellos, excelentes, empiezan el grueso de otro probable Tercer Libro).

Así pues, en los apéndices publicamos el interesante trabajo que el Dr. Caries Frigola elaboró hace tiempo con el título “viajando a través del ácido”, y que reprodujo la revista “Ozono”, así como un texto de Leary publicado por “Los Ángeles Free Press” del 13-1-67 y el resumen de una charla que sobre este tema diera el conocido psicólogo humanista David Cooper.

Digamos finalmente que en el lapso de tiempo entre la aparición del Primer y Segundo libros, ha surgido un dato de apreciable valor en el tema: la acuñación castellana de la palabra psiquedélica, psiquedélico, (de psique, mente, y délos, desvelar) como corrección a la apresurada traducción que tradicionalmente se utilizaba de sicodelia, psicodélico, etc., y que, parece con ello tener mayor sentido. Por ello, en la portada y algunos titulares se ha corregido el nombre; manteniendo la denominación antigua en el texto por estrictas razones técnicas: estaba ya compuesto cuando tuvimos noticias del nombre correcto. Terminemos con una conocida frase de un maestro yogui de los Himalayas que, aplicable a cualquiera de las actividades humanas, cobra, en esta ocasión, especial significado: “Un gramo de práctica vale más que mil toneladas de teoría”. (Sw. Sivananda).

USO DE ESTE MANUAL:

La función más importante de este Manual es la preparación. Si el individuo ha leído el manual tibetano reconocerá enseguida los síntomas y las experiencias que normalmente hubieran sido aterradoras debido a la falta de comprensión de lo que ocurría. El reconocimiento es la palabra clave.

En segundo lugar esta guía se puede utilizar para evitar paranoia o para recuperar la trascendencia del Primer Bardo, si ésta se ha perdido. Si la experiencia comienza con luz, paz, unidad mística y comprensión y si sigue por este camino, no hace falta recordar este manual ni tampoco que sea recitado. Al igual que un mapa de carreteras, lo consultamos solo cuando nos perdemos o cuando queremos cambiar de dirección. Sin embargo el ego se agarra normalmente a sus juegos anteriores. El individuo puede sentirse momentáneamente incómodo o confuso. Si le sobrevienen estas sensaciones, los demás no deberán mostrar compasión ni alarma. Han de estar dispuestos a mantenerse en calma y aguantarse sus “juegos de ayuda”. Hay que evitar sobretodo el papel de “médico”.

Si en cualquier momento te encuentras luchando para recuperar la realidad cotidiana, puedes (mediante un arreglo previo) pedir a una persona más experimentada, un compañero de viaje o un observador en quién confíes, que te recite partes de este manual.
Cada sección descriptiva importante del Libro Tibetano, va acompañada de instrucciones apropiadas. Si quieres puedes grabar anteriormente pasajes seleccionados y escuchar la grabación cuando desees. Estas instrucciones siempre tienen el propósito de hacer regresar al viajero a la trascendencia original del Primer Bardo y de ayudarle a mantenerle tanto tiempo como sea posible.

Una tercera manera de utilizar este libro sería construir un “programa” para una sesión utilizando diferentes pasajes del texto. El objetivo sería conducir deliberadamente al viajero a una de las visiones o a través de una serie de ellas. El guía o el amigo podrían leer los pasajes apropiados, mostrar diapositivas o fotografías de las figuras simbólicas de las diferentes fases, poner música seleccionada cuidadosamente, etc. Hay que saber que la programación de las secciones psicodélicas es un arte. En ellas manipulaciones simbólicas y presentaciones conducen al viajero por Juegos de abalorios extáticos y visionarios.

PLANIFICACION DE UNA SESION:

Al planificar una sesión lo primero que hay que establecer es “¿cual es el objetivo?”. El hinduismo clásico sugiere cuatro posibilidades:

1) Un poder personal y una comprensión intelectual mayores, una intuición del yo y de la cultura más aguda, un mejoramiento de la situación de la vida, un aprendizaje acelerado y una mayor eficiencia profesional.

2) Un sentido de la obligación, de ayuda, de cuidado, de rehabilitación hacía los demás al mismo tiempo que un auxilio en el renacimiento de tus compañeros.

3) Diversión, placer sensual y estético, acercamiento interpersonal, experiencia pura.

4) Transcendencia, liberación del ego y los límites espacio-temporales; obtención de la unión mística.

El objetivo fundamental de este manual es el último: el que se refiere a la liberación y al alumbramiento. Esto no excluye la obtención de otras finalidades; de hecho se garantiza su obtención ya que la iluminación requiere que el individuo sea capaz de ir más allá de los problemas del juego de la personalidad, el rol y estatus profesionales. El iniciado puede decidir de antemano a cual de los cuatro objetivos va a dedicar la experiencia psicodélica. En cualquier caso el manual será de ayuda.

Si varias personas participan en una sesión deberían, o estar de acuerdo en el objetivo, o por lo menos ser conscientes de los objetivos de los demás. Sí la sesión se va a “programar”, los participantes deberían estar de acuerdo o formular un programa, o dejar que un miembro del grupo la programe. Las manipulaciones no deseadas o inesperadas por parte de uno de los viajeros, pueden hacer fácilmente que les sobrevengan a los otros viajeros desilusiones paranoicas del Tercer Bardo.

Es posible que el viajero, sobre todo en una sesión individual, quisiera tener también una experiencia extrovertida o introvertida. En la experiencia trascendente extrovertida, el yo está fusionado extáticamente a los objetos externos (por ejemplo a las flores o a otras personas). En el estado introvertido, el yo está fusionado extáticamente a los procesos internos de la vida (luces, ondas energéticas, fenómenos corporales, formas biológicas). Naturalmente según la actitud del viajero, tanto el estado extrovertido como el introvertido pueden ser negativos en lugar de positivos. El estado puede ser básicamente conceptual o emocional. Los ochos tipos de experiencia que de ahí se derivan (cuatro positivos y cuatro negativos) han sido descritos más detalladamente en las Visiones 2 a 5 del Segundo Bardo.

Para la experiencia mística extrovertida se podrían traer a la sesión objetos o símbolos con el fin de guiar la conciencia en la dirección deseada. Sugerimos velas, dibujos, libros, incienso, música o pasajes grabados. Una experiencia mística introvertida requiere que se eliminen todos los estímulos tales como luz, sonido, olores y movimientos.

Se ha de llegar de antemano a un acuerdo sobre el modo de comunicación con los otros participantes. Podéis coger ciertas señales que indiquen tácitamente compañerismo. Se puede convenir cualquier tipo de contacto físico: cogidas de manos, abrazos. Estos modos de comunicación deberían ser decididos anteriormente para evitar las malas interpretaciones del juego que puedan ocurrir debido a la mayor sensibilidad de la transcendencia del ego.

Anuncios

2 comentarios sobre “Dr. Timothy Leary: “La Experiencia Psicodélica, un manual basado en el Libro Tibetano de los Muertos.” (libro)

  1. Hola, me encanta este manual pero la versión que tengo da saltos en la traducción. ¿Lo podrías compartir completo? Saludos expansivos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s