Maria Sabina: poema al Teonanácatl

teonanacatl_by_deviantmike423

Teonanácatl es un hongo pequeño de peculiar sabor que embriaga, expande la Conciencia y cura desde las profundidades del Alma.

Produce externamiento del Espíritu y comunicación con lo Sagrado, su uso ritual por chamanes fue el diagnosticar enfermedades y curarlas, encontrar personas y cosas perdidas, así como conocer el futuro.

Los hongos y plantas psicoactivas que consumían los señores nahuas se mezclaban generalmente con cacao, que se bebía al terminar el banquete, o bien se pulverizaban para ser fumados con diversas plantas y resinas olorosas como el liquidámbar.

Maria Sabina - por Rosenfeldtown
Maria Sabina – por Rosenfeldtown

María Sabina:

Llamada curandera, chamán o Chjota Chjine (la que sabe) por sus conocimientos, basados principalmente por su interacción con los hongos sagrados conocidos como Teonanácatl (de la familia Psilocibe). Ella los llamaba cariñosamente “angelitos” o “niñitos”.

Soy mujer que mira hacia adentro
Soy mujer luz del día
Soy mujer luna
Soy mujer estrella de la mañana
Soy mujer estrella Dios
Soy la mujer constelación guarache
Soy la mujer constelación bastón
Porque podemos subir al cielo
Porque soy la mujer pura
Soy la mujer del bien
porque puedo entrar y salir del reino de la muerte

Soy una mujer sin sangre
El pájaro me roba la sangre
El libro abierto me roba la sangre
El agua me roba la sangre
El aire me roba la sangre
La flor me roba la sangre

Me conocen los santos del cielo y los ángeles. Dios me conoce. El corazón de la Santísima Madre de Cristo. El corazón de Nuestro Señor Jesucristo.

Soy una mujer que llora
Soy una mujer que escupe
Soy una mujer que ya no da leche
Soy una mujer que habla
Soy una mujer que grita
Soy una mujer que da la vida
Soy una mujer que ya no pare
Soy una mujer que flota sobre las aguas
Soy una mujer que vuela por los aires

Hay un mundo más allá del nuestro, un mundo que está lejos, también cercano e invisible. Ahí es donde vive Dios, donde vive el muerto y los santos. Un mundo donde todo ha pasado ya, y se sabe todo. Ese mundo habla. Tiene un idioma propio. Yo informo lo que dice. El hongo sagrado me toma de la mano y me lleva al mundo donde se sabe todo. Allí están los hongos sagrados, que hablan en cierto modo que puedo entender. Les pregunto y me contestan. Cuando vuelvo del viaje que he tomado con ellos, digo lo que me han dicho y lo que me han mostrado.

Anuncios

Dr. Stanislav Grof: “El Juego Cósmico, exploraciones en las fronteras de la conciencia humana” (libro)

grofstanislav-eljuegocosmico-130301065914-phpapp02-thumbnail-4

 Stanislav Grof – El Juego Cósmico.pdf
https://mega.nz/#!0I8U0azR!QrS1M1rRBc_aj2PSHV_TuNdriKoxO0z1K5NipOUSHE8

Stanislav Grof, el autor del libro, siempre había dicho que quería completar su obra con un libro que sintetizara la visión del mundo que emergió de sus experiencias psiquedélicas, así como de lo relatado por sus pacientes.

Más que un libro sobre psicología (Grof es psiquiatra), este volumen es una visión filosófica sobre la naturaleza de la existencia o, para decirlo con más sencillez, del mundo en el que vivimos.

De formación racionalista (en una escuela médica en la Praga comunista), Grof despertó a una visión espiritual de la existencia tras experimentar en su propia mente los efectos de una elevada dosis de LSD-25. Desde aquel momento empezó a emerger en su mente el intento de dibujar una nueva imagen de la psique a partir de lo desvelado por las sustancias psiquedélicas, o los estados holotrópicos de la mente.

Cuando Grof iba a impartir la primera conferencia sobre el tema del que se ocupa en el presente libro, se encontró con que la filosofía Hindú (concretamente una rama del Shivaismo, una tradición ancestral nacida en los Himalayas), contaba ya con una descripción similar a la concepción que él iba a dibujar sobre la existencia, el cosmos, el ser humano… Esta tradición hindú incluso usaba las mismas metáforas e imágenes para expresar estas concepciones. Así, en cierta manera, el autor también reclama que el presente escrito viene a ser una confirmación y reactualización de una antigua y profunda filosofía espiritual de la existencia. En el libro se trata desde la Creación, pasando por la el concepto del karma, la existencia como ‘juego’…

Libro más que fascinante, y recomendado, presenta una imagen del universo como creación holográfica de la mente cósmica, un ser inteligente que decidió salir de su soledad representando en este escenario imaginario sus más íntimos sueños y experimentando su multiplicidad a base de adquirir las más minimalistas personalidades.

“Stanislav Grof” por Alex Grey

Índice el libro

  • Introducción
  • Cosmos, conciencia y espíritu
  • El principio cósmico creador
  • El proceso de la creación
  • Las formas de reunión con la fuente cósmica
  • El problema del bien y del mal
  • Nacimiento, sexo y muerte: la conexión cósmica
  • El misterio del karma y de la reencarnación
  • El tabú de saber quién se es
  • Jugar el juego cósmico
  • Lo sagrado y lo profano
  • Bibliografía
  • Índice
Stanislav Grof, fundador de la Psicología Transpersonal
Stanislav Grof, fundador de la Psicología Transpersonal

En El juego cósmico, Stanislav Grof desarrolla sus más amplias concepciones filosóficas, y espirituales, abordando aquellas cuestiones fundamentales de la existencia que desde tiempos inmemoriales se han planteado los seres humanos.

En El juego cósmico se arranca de los estados no ordinarios de consciencia y se describe la realidad como un juego asombroso del principio cósmico creador que trasciende el tiempo, el espacio, la causalidad lineal y todo tipo de polaridades; un juego que sugiere que la psique individual, cuando alcanza su máximo potencial, posee la misma identidad que el principio creador universal y la totalidad de la existencia. Esta identidad transpersonal es el secreto y el núcleo de las grandes tradiciones espirituales.

Algunas opiniones obre El Juego Cósmico:

«Lo que hace del libro de Grof un clásico es que concuerda sustancialmente con la gran sabiduría del mundo y con sus tradiciones espirituales. Esta confirmación moderna de la filosofía perenne es un logro fundamental que merece ser difundido lo más ampliamente posible.» (Ken Wilber)

«El juego cósmico tal vez sea la obra más importante de Grof, pues supone una integración de las experiencias más decisivas de sus clientes y demuestra una convergencia notable con las experiencias espirituales más profundas, sedimentadas a lo largo de los siglos y de las culturas. Esta convergencia es un hallazgo enormemente significativo.» (Roger Walsh)

«Grof es una autoridad mundial en la exploración de la mente y del alma… ¡Este libro es un regalo maravilloso!» (Charles Tart)

Jonathan Ott – PHARMACOTHEON: Drogas enteogénicas, sus fuentes vegetales y su historia (Biblia de los enteógenos)

Para personas interesadas en los enteógenos, tanto expertos como neófitos. Este es un libro de referencia que ofrece completa información sobre el redescubrimiento de los principales enteógenos, así como acerca de su empleo en culturas tradicionales.

PharmacotheonDESCARGAR: Pharmacotheon.pdf (5 MB)

https://drive.google.com/file/d/0B0Oef7zuM5X0UVBlQWxrYXRKZ2c/view?usp=sharing

PROLOGO DE ALBERT HOFMANN

Uno de los aspectos más importantes para valorar un libro recién publicado es su actualidad, es decir, que aborde la problemática de su tiempo. Evaluado bajo este criterio, Pharmacotheon, el nuevo libro de Jonathan Ott, es de la mayor actualidad, ya que nos encontramos ante una valiosa contribución al debate global sobre uno de los problemas más serios de nuestro tiempo, el problema de las drogas. Más aún, al valorar un libro nuevo se deben establecer comparaciones con publicaciones previas aparecidas sobre el mismo campo. En este sentido, Pharmacotheon es también una valiosa obra, pues se distingue de los numerosos libros sobre drogas que han aparecido en los últimos años en dos aspectos fundamentales. Es el primer compendio científico exhaustivo que se publica sobre el campo de los enteógenos, un sector particularmente interesante del mundo de las drogas. El libro subraya especialmente estos dos aspectos de extensión y rigor científico, ya que en él se tratan pormenorizadamente todos los aspectos relacionados con estas drogas: botánicos, químicos, farmacológicos, etnológicos e históricos. El especialista encontrará también una extensa bibliografía donde aparecen todas las fuentes publicadas que se citan en el texto. Además de exponer de forma rigurosa y amplia los hechos objetivos relativos a los enteógenos, aborda en detalle el significado y la importancia que han adquirido este tipo de psicotropos en la sociedad contemporánea.

Por otra parte, conviene señalar que todas las valoraciones y análisis son de hecho subjetivos, ya que siempre se basan en experiencias personales o en la valoración que uno hace de las experiencias de otros.

Ott vierte en el libro su rica experiencia personal con las drogas enteógenas, lo cual confiere autoridad y validez a sus comentarios sobre la importancia y significado que poseen, y a su tesis sobre la prohibición que pesa sobre ellas.

La yuxtaposición de los aspectos científicos objetivos con la parte experimental y puramente subjetiva del problema de las drogas define el carácter excepcional de Pharmacotheon y le dota de un valor singular. Sólo podría haber sido escrito por una persona como Jonathan Ott, que combina el talento polifacético del escritor creativo con el conocimiento especializado del científico (Ott se licenció en química orgánica).

Las experiencias místicas de Ott con enteógenos y con la naturaleza han determinado decisivamente su visión del mundo y su camino en la vida. Dichas substancias le abrieron los ojos a la maravilla de esa realidad profunda y universal donde todos hemos nacido como parte de la creación. Ésta es la realidad que han descrito todos los grandes místicos y fundadores de religiones, el auténtico reino de los cielos destinado a la humanidad. La diferencia fundamental reside en que uno conozca esta realidad sólo a través de relatos de otras personas, o la haya experimentado en momentos beatíficos, espontáneamente o con ayuda de enteógenos.

Ott describe estas sustancias como uno de los instrumentos capaces de ayudarnos a superar nuestra visión materialista del mundo, a la cual podemos atribuir, en última instancia, todos los grandes problemas de nuestro tiempo: contaminación del medio ambiente; abusos espirituales, políticos, sociales, guerras. Estos medicamentos que la naturaleza ha concedido a la humanidad (los enteógenos más importantes son de origen vegetal) no deberían ser negados a la sociedad contemporánea. De ahí la postura apasionada de Ott contra la prohibición. Permítanme que haga aquí un comentario sobre esta consideración de los enteógenos como regalo del mundo vegetal. Aunque conocemos la función de la mayoría de los constituyentes de las plantas, no sabemos de qué utilidad les pueden ser ciertas sustancias fitoquímicas llamadas alcaloides. No sabernos cómo los usa la planta, pero es indudable que no son esenciales para su vida. Hemos llegado a esta conclusión observando cómo dentro de cada especie vegetal productora de alcaloides hay variedades botánicas idénticas que no los contienen. Si los constituyentes enteogénicos no tienen ninguna función vital para la planta, se plantea la pregunta: ¿por qué los producen?, ¿será especialmente para la humanidad?. La respuesta a esta pregunta, que se halla irnplícita en los ritos donde ntervienen enteógenos, constituye una cuestión de creencias. Jonathan Ott vive en México, en un rancho en las montañas del estado de Veracruz, que lleva por nombre Ololiuhqui. Esta palabra tiene un significado especial. Ololiuhqui es el nombre azteca de una de las antiguas drogas mágicas de México, las semillas de ciertos dondiegos de día (Convolvulaceae). El ololiuhqui forma parte de mi amistad con Jonathan. Mis investigaciones químicas sobre estas semillas condujeron al feliz descubrimiento de que sus principios activos enteogénicos son alcaloides, entre los cuales está la amida del ácido lisérgico, estrechamente emparentado con la LSD o dietilamida del ácido lisérgico. De ello se sigue que la LSD, que hasta entonces había sido considerada un producto sintético del laboratorio, pertenece de hecho a la familia de las drogas

sagradas mexicanos. Tuve la fortuna de que Jonathan Ott tradujese al inglés uno de mis libros: LSD my problem child. Gracias a ello, percibí su extenso conocimiento sobre el tema de las drogas vegetales, así como su maestría literaria.
Ya estamos en deuda con Jonathan Ott por tres valiosos libros: Hallucinogeníc plants of North América , Teonanácatl Hallucinogenic mushrooms of North América y el delicioso The Cacahuatl Eater: Rumiations of an Unabashed chocolate Addíct

Le deseo a Jonathan Ott que esta nueva y trascendental publicación reciba la atención que merece, tanto en los círculos especializados como entre los profanos interesados por el tema.

Albert Hofmann
Burg i.l. Suiza
Noviembre 1992

Jonathan Ott y Albert Hofmann.  Jonathan Ott era ayudante de laboratorio de Hofmann y también de Gordon Wasson. De ahí adquirió una gran experiencia en el tema e hizo el libro mas completo sobre enteógenos, superando a Plantas de los Dioses de Albert Hofmann.
Albert Hofmann Y Jonathan Ott. Ott era ayudante de laboratorio de Hofmann y también de Gordon Wasson. De ahí adquirió una gran experiencia en el tema e hizo el libro mas completo sobre enteógenos hasta la fecha, superando a Plantas de los Dioses de Albert Hofmann.

Dr. Stanislav Grof: “El Poder Curativo de la Crisis” (libro)

2072

Para personas que hayan tenido una emergencia espiritual. Para familiares, terapeutas y sacerdotes, pues les ayudará a comprender el proceso por el que pasan las personas que tienen este tipo de experiencias. El libro está enfocado a las crisis de apertura espiritual, más que a las crisis de contenido personal o psicológico (problemas laborales, de pareja, orientación vital…)

Todos los capítulos del libro han sido seleccionados por su relevancia y significación, escogiéndose entre los más representativos y sintéticos de cada uno de los autores. Por lo demás, el abanico de aspectos tratados a lo largo del libro es bastante amplio y completo.

Si bien inicialmente son molestos, desconcertantes e imprevisibles, si se les da un espacio seguro e integrador en el que desarrollarse finalmente conducen a una mayor comprensión de la consciencia, del propio sentido de la vida y de la relación de uno mismo con la existencia.

“Stanislav Grof” por Alex Grey

Es lo que el matrimonio Grof decidió denominar emergencias espirituales -haciendo un juego de palabras entre la aparición súbita de estos contenidos inconscientes al nivel de la consciencia, la necesidad de encauzarlos, sin dejarlos de lado ni reprimirlos, y la naturaleza espiritual de sus contenidos. Este tipo de experiencias, que implica la irrupción de ‘estados alterados’ o no habituales de la consciencia, pueden desencadenarse como consecuencia de situaciones estresantes -como la muerte de un ser querido, cambios imprevistos en la propia vida, o durante el parto, o debidos a un accidente-, y por lo general conforman una constelación de los propios problemas sumergidos en el inconsciente así como unos contenidos de naturaleza mística -por más desordenados y tormentosos que parezcan cuando empiezan a manifestarse

puertas de la percepcion

Lo que aportan los ensayos que aparecen en este libro -que abordan este aspecto desde todos los ángulos posibles- es un planteamiento de tratar estos estados, anteriormente considerados como psicóticos, como un proceso mental provisto de sentido, cuyo desarrollo e integración puede llevar a una mayor comprensión de uno mismo así como de la naturaleza de la realidad. Jack Kornfield, Assaglioli, Laing, Ram Dass, Sanella o los Grof nos presentan en sus escritos una lúcida y clara síntesis de sus trabajo y conclusiones. Bien podría decirse que nos encontraremos ante escritos de maestros seleccionados por grandes maestros. En ellos encontraremos desde el tema de los ovnis -abordado desde una perspectiva muy similar a la que dibujó Jung en un ensayo suyo muy poco divulgado-, a las consideraciones sobre las oportunidades y riesgos del camino espiritual -con dos ensayos, uno firmado por Kornfield y otro por Ram Dass-, a una completa síntesis del trabajo desarrollado por el pionero italiano Assagioli, o los ensayos de los Grof, que abren y cierran este libro, presentando un marco conceptual inicial así como consejos para las personas cercanas a quien padece una crisis psico-espiritual.

También encontraremos un necesario ensayo sobre la emergencia de la energía de la kundalini, que si bien es un concepto de origen oriental bien puede decirse que es un fenómeno que puede manifestarse en cualquier ser humano que viva a lo largo y ancho del planeta. Hallaremos así mismo ensayos que comparan las crisis iniciáticas en el chamanismo con los estados de emergencia espiritual, o bien una comparación de estos con los estados místicos experimentados por conocidos miembros de diversas religiones.

Dr. Albert Hofmann. “Plantas de los Dioses” (libro)

plantas_de_los_dioses

Albert Hofmann. Plantas de los Dioses  – Orígenes del uso de los alucinógenos  (PDF)

https://drive.google.com/file/d/0B0Oef7zuM5X0N2Qyb1BmWVhUUVE/view?usp=sharing

Este es uno de los libros más apreciados por los aficionados a la enteogenia. Y lo es tanto por la calidad de sus textos como por su cuidada edición, el sinnúmero de bellas imágenes que contiene, su gran formato y sus tapas duras. Escrito mano a mano por dos de las grandes eminencias del mundo enteogénico (R.E. Schultes, el padre de la etnobotánica, y A. Hofmann, descubridor de la LSD), el libro está planteado como un tratado divulgativo de gran calidad, más que como un estudio científico apto sólo para minorías especializadas.

Su parte central es el estudio de 14 plantas usadas por culturas antiguas, como el peyote, la ayahuasca, el San Pedro, la iboga, los hongos, la brugmanisa, la cannabis y la Amanita muscaria entre otras. Para cada planta, además de un gran número de excelentes imágenes, se ofrecen tanto los mitos sobre su origen, sus formas de uso, preparación, particularidades de las culturas que las han usado y descripción de efectos. A destacar de estos apartados que se incluye información referente a varias solanáceas, plantas muy tóxicas y de efectos poco deseables sobre las que existe poca información.

Rodeando a este núcleo central encontramos apartados referentes al estudio moderno de estas plantas, tanto a nivel químico como religioso y antropológico; también al empleo actual de los visionarios en psiquiatría. A destacar también una sección en la que se ofrece información general sobre 91 plantas (localización, breve descripción botánica, pueblos que las usan, ilustración, principios activos), muchas de ellas muy poco estudiadas.

En resumen, un libro de gran calidad y elaborado con amor; para regalar, para disfrutar y para aprender mucho más de lo que uno piensa.

albert_hoffman_by_narcotic_state-d45t3po
Dr. Albert Hofmann