Jardines de Dios, documental Enteógeno

Documental sobre ayahuasca, cannabis, setas, peyote y san pedros… Drogas naturales alucinógenas y sus efectos. Jardines de Dios es un documental grabado a lo largo del año 2003. Por el canal Odissea, que recoge las opiniones de diversas personas, desde médicos y psicólogos hasta los propios consumidores como támbien Fernanda de la figuera presidenta de la asociación Cannábica ARSECA.

Anuncios

De las Neuronas al Nirvana (documental)

Un documental sobre el resurgir de los psicodélicos como medicinas.

Los psicodélicos son potentes herramientas que nos permiten saber quien somos realmente, están aquí para mostrarnos nuestro potencial interno, los psicodélicos están para curar el trauma de la sociedad egocéntrica que es adicta al materialismo y al consumo. El documental De las Neuronas al Nirvana trata de romper el tabú en torno a las medicinas psicodélicas, examinando y revelando su potencial para curar el sufrimiento a una escala global.

A través de entrevistas a los más famosos investigadores, escritores, psicólogos, psiquiatras y pioneros en la psicoterapia psicodélica, el documental explora la historia de cinco poderosas sustancias psicodélicas: LSD, Psilocibina, MDMA, Ayahuasca y Cannabis.

*Subtitulos en español

Jason Silva – Tecnología Psicodélica (video)

Jason Silva sobre las tecnologías psicodélicas y su manifestación como catalizadores de la expansión de la Conciencia en la era de la electrónica.

Terence McKenna: Sobre los psicodélicos y su ilegalidad

mckenna

Las drogas psicodélicas no son ilegales debido a un gobierno amoroso que se preocupa por que saltes de tu ventana. Son ilegales porque disuelven las estructuras de opinión y derrumban los modelos de comportamiento y procesamiento de la información. Te abren la posibilidad de que todo lo que sabías estaba mal.

– Terence McKenna

Terence McKenna – En Busca del Árbol del Conocimiento Original (subtitulado)

Terence McKenna examina el tiempo y sus misterios, la naturaleza del lenguaje y las técnicas de extasis que han desarrollado en las sociedades no occidentales para  navegar hacia y desde los mundos invisibles.

IMG_93394524092749

Terence McKenna: ¿Esquizofrénico o chaman?

Terence McKenna nos cuenta su visión sobre la esquizofrenia y el chamanismo.

IMG-20140117-WA0002

Jonathan Ott – PHARMACOTHEON: Drogas enteogénicas, sus fuentes vegetales y su historia (Biblia de los enteógenos)

Para personas interesadas en los enteógenos, tanto expertos como neófitos. Este es un libro de referencia que ofrece completa información sobre el redescubrimiento de los principales enteógenos, así como acerca de su empleo en culturas tradicionales.

PharmacotheonDESCARGAR: Pharmacotheon.pdf (5 MB)

https://drive.google.com/file/d/0B0Oef7zuM5X0UVBlQWxrYXRKZ2c/view?usp=sharing

PROLOGO DE ALBERT HOFMANN

Uno de los aspectos más importantes para valorar un libro recién publicado es su actualidad, es decir, que aborde la problemática de su tiempo. Evaluado bajo este criterio, Pharmacotheon, el nuevo libro de Jonathan Ott, es de la mayor actualidad, ya que nos encontramos ante una valiosa contribución al debate global sobre uno de los problemas más serios de nuestro tiempo, el problema de las drogas. Más aún, al valorar un libro nuevo se deben establecer comparaciones con publicaciones previas aparecidas sobre el mismo campo. En este sentido, Pharmacotheon es también una valiosa obra, pues se distingue de los numerosos libros sobre drogas que han aparecido en los últimos años en dos aspectos fundamentales. Es el primer compendio científico exhaustivo que se publica sobre el campo de los enteógenos, un sector particularmente interesante del mundo de las drogas. El libro subraya especialmente estos dos aspectos de extensión y rigor científico, ya que en él se tratan pormenorizadamente todos los aspectos relacionados con estas drogas: botánicos, químicos, farmacológicos, etnológicos e históricos. El especialista encontrará también una extensa bibliografía donde aparecen todas las fuentes publicadas que se citan en el texto. Además de exponer de forma rigurosa y amplia los hechos objetivos relativos a los enteógenos, aborda en detalle el significado y la importancia que han adquirido este tipo de psicotropos en la sociedad contemporánea.

Por otra parte, conviene señalar que todas las valoraciones y análisis son de hecho subjetivos, ya que siempre se basan en experiencias personales o en la valoración que uno hace de las experiencias de otros.

Ott vierte en el libro su rica experiencia personal con las drogas enteógenas, lo cual confiere autoridad y validez a sus comentarios sobre la importancia y significado que poseen, y a su tesis sobre la prohibición que pesa sobre ellas.

La yuxtaposición de los aspectos científicos objetivos con la parte experimental y puramente subjetiva del problema de las drogas define el carácter excepcional de Pharmacotheon y le dota de un valor singular. Sólo podría haber sido escrito por una persona como Jonathan Ott, que combina el talento polifacético del escritor creativo con el conocimiento especializado del científico (Ott se licenció en química orgánica).

Las experiencias místicas de Ott con enteógenos y con la naturaleza han determinado decisivamente su visión del mundo y su camino en la vida. Dichas substancias le abrieron los ojos a la maravilla de esa realidad profunda y universal donde todos hemos nacido como parte de la creación. Ésta es la realidad que han descrito todos los grandes místicos y fundadores de religiones, el auténtico reino de los cielos destinado a la humanidad. La diferencia fundamental reside en que uno conozca esta realidad sólo a través de relatos de otras personas, o la haya experimentado en momentos beatíficos, espontáneamente o con ayuda de enteógenos.

Ott describe estas sustancias como uno de los instrumentos capaces de ayudarnos a superar nuestra visión materialista del mundo, a la cual podemos atribuir, en última instancia, todos los grandes problemas de nuestro tiempo: contaminación del medio ambiente; abusos espirituales, políticos, sociales, guerras. Estos medicamentos que la naturaleza ha concedido a la humanidad (los enteógenos más importantes son de origen vegetal) no deberían ser negados a la sociedad contemporánea. De ahí la postura apasionada de Ott contra la prohibición. Permítanme que haga aquí un comentario sobre esta consideración de los enteógenos como regalo del mundo vegetal. Aunque conocemos la función de la mayoría de los constituyentes de las plantas, no sabemos de qué utilidad les pueden ser ciertas sustancias fitoquímicas llamadas alcaloides. No sabernos cómo los usa la planta, pero es indudable que no son esenciales para su vida. Hemos llegado a esta conclusión observando cómo dentro de cada especie vegetal productora de alcaloides hay variedades botánicas idénticas que no los contienen. Si los constituyentes enteogénicos no tienen ninguna función vital para la planta, se plantea la pregunta: ¿por qué los producen?, ¿será especialmente para la humanidad?. La respuesta a esta pregunta, que se halla irnplícita en los ritos donde ntervienen enteógenos, constituye una cuestión de creencias. Jonathan Ott vive en México, en un rancho en las montañas del estado de Veracruz, que lleva por nombre Ololiuhqui. Esta palabra tiene un significado especial. Ololiuhqui es el nombre azteca de una de las antiguas drogas mágicas de México, las semillas de ciertos dondiegos de día (Convolvulaceae). El ololiuhqui forma parte de mi amistad con Jonathan. Mis investigaciones químicas sobre estas semillas condujeron al feliz descubrimiento de que sus principios activos enteogénicos son alcaloides, entre los cuales está la amida del ácido lisérgico, estrechamente emparentado con la LSD o dietilamida del ácido lisérgico. De ello se sigue que la LSD, que hasta entonces había sido considerada un producto sintético del laboratorio, pertenece de hecho a la familia de las drogas

sagradas mexicanos. Tuve la fortuna de que Jonathan Ott tradujese al inglés uno de mis libros: LSD my problem child. Gracias a ello, percibí su extenso conocimiento sobre el tema de las drogas vegetales, así como su maestría literaria.
Ya estamos en deuda con Jonathan Ott por tres valiosos libros: Hallucinogeníc plants of North América , Teonanácatl Hallucinogenic mushrooms of North América y el delicioso The Cacahuatl Eater: Rumiations of an Unabashed chocolate Addíct

Le deseo a Jonathan Ott que esta nueva y trascendental publicación reciba la atención que merece, tanto en los círculos especializados como entre los profanos interesados por el tema.

Albert Hofmann
Burg i.l. Suiza
Noviembre 1992

Jonathan Ott y Albert Hofmann.  Jonathan Ott era ayudante de laboratorio de Hofmann y también de Gordon Wasson. De ahí adquirió una gran experiencia en el tema e hizo el libro mas completo sobre enteógenos, superando a Plantas de los Dioses de Albert Hofmann.
Albert Hofmann Y Jonathan Ott. Ott era ayudante de laboratorio de Hofmann y también de Gordon Wasson. De ahí adquirió una gran experiencia en el tema e hizo el libro mas completo sobre enteógenos hasta la fecha, superando a Plantas de los Dioses de Albert Hofmann.

Timothy Leary: Cómo Manejar Tu Cerebro – How To Operate Your Brain (subtitulado)

Era escritor, doctorado en psicología clínica, y entusiasta de la investigación y uso de drogas psicodélicas. También fue una de las primeras personas cuyos restos fueron enviados al espacio por petición propia. Fue un famoso proponente de los beneficios terapéuticos y espirituales del uso de la LSD.

El Dr. Leary se centró específicamente en cómo los procesos interpersonales pueden ser usados para diagnosticar patrones de personalidad o desórdenes de la personalidad. Desarrolló un complejo y respetado modelo circunflejo interpersonal, publicado en The Interpersonal Diagnosis of Personality (El diagnóstico interpersonal de la personalidad), que ofrecía medios por los cuales los psicólogos pueden usar anotaciones MMPI, para determinar rápidamente las características interpersonales de los modos de reacción de un respondente o interrogado.

En 1955, Marianne, su primera esposa, se suicidó dejándole con dos hijos a su cuidado. Él describió después que durante estos años había sido “un empleado institucional anónimo que acudía en coche al trabajo cada mañana en una larga línea de automóviles, y conducía a casa cada noche a beber martinis… como uno de los muchos millones de robots de clase media, liberales e intelectuales que hay”.

Aprendí que el conocimiento y la inteligencia pueden ser sistemáticamente expandidos. Que el cerebro puede ser reprogramado. - Timothy Leary
Aprendí que el conocimiento y la inteligencia pueden ser sistemáticamente expandidos. Que el cerebro puede ser reprogramado. – Timothy Leary

Comenzando la década de los setenta, Leary, en colaboración con el escritor Brian Barritt, formuló su “circuito modelo de conciencia”, donde dice que la mente humana consiste en siete circuitos, que, cuando son activados producen siete niveles de conciencia (publicado por primera vez como un ensayo titulado, Las Siete Lenguas de Dios). El sistema pronto se expandió e incluyó un octavo circuito, pero no fue exhaustivamente formulado hasta la publicación del libro Exo-Psicología de Leary.

Leary creía que, los primeros cuatro circuitos (“los circuitos larvales” o “terrestres”) son naturalmente accesibles para la mayoría de la gente en su vida, siendo activados por los puntos de la transición naturales en la vida como la pubertad. Los segundos cuatro circuitos (“los circuitos estelares” o “extraterrestres”), son eventos fortuitos de los primeros cuatro circuitos, que podían ser activados en puntos de transición que tendremos cuando evolucionemos y nos equiparían para sobrellevar la vida en el espacio, como también la expansión de la conciencia que va a ser necesaria para ir más allá de nuestros alcances actuales en los progresos científicos y sociales. Leary sugiere que algunas personas pueden hacer el cambio a los últimos cuatro circuitos (es decir, hallar el gatillo artificialmente) alterando la conciencia utilizando técnicas como la meditación y los esfuerzos espirituales como el yoga, o tomando las drogas psicodélicas específicas para cada circuito. Un ejemplo que él cita como evidencia de “los cuatro circuitos más altos” fue el sentimiento de flotar en el aire y los movimientos inhibidos experimentados por los usuarios de marihuana. En el modelo de ocho circuitos de conciencia, una función teórica primaria del quinto circuito (el primero de los cuatro desarrolló para la vida en el espacio exterior) es permitirles a los humanos acostumbrarse a la vida en un ambiente de gravedad cero, o de baja gravedad.[…]
El presidente Richard Nixon lo etiquetó como “el hombre más peligroso de Norteamérica”.

TurnOnREBsq

Los Psicodélicos están salvando vidas

Los últimos avances en ciencia desmienten todo lo que los gobiernos nos han dicho por décadas sobre sustancias que en realidad son sustancias sagradas, que liberan el alma del pesado cuerpo fisico y mediante tu experiencia sabrás realmente la magnitud del poder de estas plantas, usadas desde hace miles de años como medicinas sagradas, y no como drogas.

Libros de Albert Hofmann, Terence McKenna, Aldous Huxley, Stanislav Grof, Alan Watts, Jonathan Ott, Rick Strassman, Gordon Wasson, etc… Son suficientes para dar una vuelta a esta falsa realidad en la que los gobiernos han encapsulado a la sociedad actual, mas especifico, la sociedad no existe, solo hay individuos encapsulados en sus mentes. Pero es hora de cambiar.

Captura de pantalla 2014-10-09 a la(s) 23.09.15